• contactanos@rehably.es
img-Sintomas del tabaquismo

Síntomas del tabaquismo

RESUMEN

    A diferencia de otras drogas el consumo agudo de tabaco no tiene consecuencias graves de manera inmediata, de hecho, la intoxicación aguda y la sobredosis son situaciones muy poco frecuentes que se dan sobre todo en niños que han ingerido cigarrillos.

    ¿Por qué el tabaco es adictivo? El principal componente de la hoja de la Nicotiana tabacum en la nicotina de hecho, constituye el 5% del peso total de la planta.
    En los últimos años, también se ha conseguido obtener de forma sintética. Su nombre es debido al embajador francés en Portugal (siglo XVI) Jean Nicot de Villemain, el cual fue un acérrimo defensor del tabaco.
    A día de hoy el tabaquismo se considera una epidemia a nivel global que asocia marcadas tasas de mortalidad, morbilidad y discapacidad, todo ello fomentado por la industria tabaquera cuyo único afán es la obtención de beneficios económicos sin importarle las consecuencias en la sociedad.
    Es importante reseñar que un solo cigarrillo puede encontrarse hasta 4.700 componentes químicos diferentes, de estos 250 son nocivos y 50 producen cáncer.

    La intoxicación y abstinencia causada por la nicotina

    Intoxicación aguda/sobredosis:

    Un cigarro contiene aproximadamente 9 mg de nicotina, ni mucho menos esta dosis pasa al organismo debido a la combustión del pitillo. La nicotina que pasa al organismo es aproximadamente de 1 mg.
    En adultos la dosis letal de nicotina es 40-60 mg, es decir, para intoxicarse habría que fumar simultáneamente un gran número de cigarrillos.
    El consumo seguido de tabaco a lo largo del día incrementa la dosis de nicotina en el organismo, pero dista mucho de alcanzar tal concentración.

    ¿En qué consistiría una intoxicación aguda por nicotina?

    Una intoxicación aguda por nicotina se manifiesta con náuseas, vómitos, molestias abdominales, diarrea, excesiva salivación, dolor de cabeza, mareo, confusión, etc.
    En los casos graves puede haber disminución del nivel de consciencia, coma, relajación muscular y parálisis.

    Intoxicación crónica:

    La intoxicación tabáquica crónica no existe como tal, sino que más bien se puede considerar como el conjunto de consecuencias orgánicas, algunas de ellas graves, derivadas de la nicotina y de los compuestos químicos que contiene un cigarrillo.
    Se puede denominar intoxicación crónica al estado en el que el fumador consume para no precipitar el síndrome de abstinencia, es decir, para no encontrarse mal.

    Síndrome de abstinencia:

    El síndrome de abstinencia por el tabaquismo afecta al 85% de las personas que quieren dejar de fumar. Suele ser más intenso los primeros días, pero puede llegar a durar meses. Puede consistir en:

    • Irritabilidad y ansiedad
    • Alteración del estado de ánimo (depresión).
    • Dificultad para concentrarse.
    • Impaciencia.
    • Dificultad para conciliar el sueño.
    • Hambre y aumento de peso.
    • Deseo intenso de consumo.

    La intoxicación y abstinencia causada por la nicotina

    El tabaco se obtiene de una planta originaria del continente americano denominada "Nicotiana tabacum"; ya era consumido por civilizaciones precolombinas hace 2000 años.

    Los aztecas, que lo denominaron "Yelt", lo empleaban como agente medicinal mientras que los mayas lo usaban en rituales misticoreligiosos y como medicina dado que le atribuyeron propiedades contra la fiebre, el asma, enfermedades de la piel y problemas digestivos.
    Por parte de los occidentales, el tabaco se conoció cuando Cristóbal Colón descubrió Las Américas en 1492; ya en 1497 hay registros en obras europeas sobre las supuestas propiedades del mismo.
    A finales del siglo XVI se había extendido por todo el globo gracias a los marineros y comerciantes del viejo mundo.
    Los turcos comenzaron a cultivarla en la zona de Tracia.
    Fue en el siglo XVII cuando se empezaron a imponer impuestos y aranceles sobre el cultivo del tabaco.
    A partir del siglo XX se empezó a desmentir las supuestas propiedades medicinales del tabaco y a dar la voz de alarma sobre su repercusión sobre la salud. Previo a esto el tabaco se había asociado a una imagen de aceptación social, masculinidad y seriedad.
    En el año 1964 apareció en Estados Unidos un informe estatal en que se recogían los daños a la salud causados por el tabaco. Desde este momento la información sobre los efectos perjudiciales ha aumentado drásticamente.
    Fue en la década de los años 60 cuando se acuñó el término de tabaquismo; inicialmente se catalogó como hábito, pero entre los años 70 y 80 fue definido como una adicción.

    Formas de consumir el tabaco

    El tabaco se puede consumir de diversas maneras. La más conocida es la fumada en forma de cigarrillos o pipa, pero también se puede esnifar (rapé), masticar o incluso ingerir.
    En 1959 se comenzaron a fabricar cigarrillos con filtros.
    Recuerda que:

    • El fumar tabaco condiciona en nuestro cerebro cambios químicos responsables de la adicción.
    • Al inicio el fumar supone una aceptación social y tiene efectos beneficiosos como mejorar de la memoria e incremento del rendimiento.
    • El síndrome de abstinencia es frecuente y puede llegar a durar varios meses.

    Continuar leyendo
    Contactanos