• contactanos@rehably.es
adicciones-y-tdah-conexion-desde-la-neurociencia Rehably.es
RESUMEN

    Existen hoy en día varios estudios que explican la conexión que existe entre estos complejos trastornos, y se puede abordar la temática desde diferentes dimensiones del ser humano

    Si alguna vez te has preguntado si existe relación entre las adicciones y el TDAH, este artículo es para tí.

    Existen hoy en día varios estudios que explican la conexión que existe entre estos complejos trastornos, y se puede abordar la temática desde diferentes dimensiones del ser humano.

    Hoy te explicaré su conexión desde la neuropsicología para que estés al tanto de las últimas tendencias investigativas y las técnicas de abordaje que resultan ser más efectivas para resultados exitosos.

    El papel de los Neurotransmisores

    El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) considerado como uno de los trastornos del neurodesarrollo más frecuentes de la niñez, es cada vez más común en la población adulta, caracterizado por la presencia de 3 síntomas principales: dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

    Por su parte, las adicciones son un trastorno mental que se caracteriza por el consumo compulsivo de determinadas sustancias e inclusive la repetición de conductas sin control y sin considerar las consecuencias negativas que se puedan provocar por ello.

    En ambos trastornos intervienen funciones de tipo neuronales que se suceden en el interior de nuestro sistema nervioso central, en este caso, aparecen los neurotransmisores como protagonistas de este proceso.

    Estos neurotransmisores actúan como mensajeros químicos, que permiten la comunicación entre una neurona y otra. Cada neurotransmisor está encargado de diversas funciones según su tipo. En este caso, intervienen 3 grandes neurotransmisores:

    Dopamina: Encargado de producir sensaciones placenteras y la sensación de relajación.

    Serotonina: Conocida como la hormona de la felicidad ya que se encarga de generar sensaciones de bienestar, relajación, satisfacción y participación en los procesos de la concentración.

    Noradrenalina: Relacionado con la motivación, el estado de alerta y vigilia, el nivel de conciencia, la percepción de los impulsos sensitivos, la regulación del sueño, del apetito y de la conducta sexual y la neuro modulación de los mecanismos de recompensa, aprendizaje y memoria.

     

    Algunos estudios como la Teoría del déficit en la transferencia de dopamina, han encontrado que existe una menor disponibilidad de receptores D2/D3 y transmisores de dopamina en las personas con TDAH en dos regiones cerebrales como son: el accumbens y el cerebro medio. lo que explicaría los problemas de atención en las personas con TDAH.

    A su vez, algunas drogas, como la anfetamina, la nicotina o el alcohol, tienen la capacidad de aumentar la concentración de dopamina, pero que, una vez producida la respuesta, se disminuye esta concentración dopamínica, generando así una necesidad de volver a aquello que produce el placer.

    En el caso del neurotransmisor de la serotonina, su efecto es contrario en las adicciones, ya que, al ver sobre estimulado la producción de dopamina, disminuye su capacidad en un intento por mantener el sistema de recompensa bajo control.

     

    El papel del sistema de recompensas

    El sistema de recompensa está compuesto por varias estructuras cerebrales y tiene como objetivo principal la activación del comportamiento hacia el cumplimiento de objetivos y la obtención de recompensas, de manera tal que nos permita obtener placer.

    Algunas investigaciones han encontrado que las personas que tienen TDAH, interpretan la recompensa demorada como una pérdida de oportunidades de obtener beneficios de manera inmediata, esto no solamente a nivel cognitivo, si no como respuesta a una hiperactivación de la amígdala, haciendo propensos a este tipo de personas, a las elecciones inmediatas orientándolos a las conductas impulsivas.

    De esta manera, se ha encontrado que las personas con TDAH son más susceptibles al consumo de drogas que la población común.

    Precisamente en el tema de la adicción, la sensación de recompensa se estimula intensa e inmediatamente, haciendo que nuestro cerebro crea que la conducta o sustancia adictiva es beneficiosa, generando una necesidad de repetirla de manera compulsiva.

    Sin embargo, una vez que se desarrolla la adicción, los receptores del cerebro llegan a un estado de “tolerancia” en el que el cerebro responde produciendo menos dopamina o eliminando los receptores de dopamina.

     

    ¿Cuáles son los tratamientos más indicados?

    Debes saber primeramente que el tratamiento para este tipo de trastornos, es multidisciplinario, por lo que te recomendamos que busques ayuda profesional.

    En Rehably encontrarás profesionales cualificados, psiquiatras, médicos, psicólogos y terapeutas especializados en el tema de las adicciones.

    ·      El tratamiento farmacológico ofrece la ayuda suficiente para llevar a los pacientes a una desintoxicación que ayude a controlar los efectos a la hora de dejar el consumo de sustancias adictivas.

    ·      Las terapias de tipo cognitivo conductual, te ayudará a modificar aquellos comportamientos compulsivos, reemplazándolos con conductas más aceptables y positivas.

    ·      Las técnicas de psicoeducación y terapia familiar, han demostrado resultados exitosos a la hora de involucrar a la familia, como punto de apoyo para los pacientes, promoviendo el conocimiento de las adicciones.

     

    No olvides que el primer paso para tu recuperación, está en el reconocimiento.

     

     

     

     

    Tags
    Share Post