• contactanos@rehably.es
brote-psicotico-por-consumo-de-drogas Rehably.es
RESUMEN

    En este artículo te vamos a explicar qué son los brotes psicóticos, qué los causa, cómo reconocerlos y qué hacer si te encuentras con alguien que está en medio de uno.

    Las drogas pueden afectar la mente de forma importante y desatar episodios psicóticos. Si tú o alguien que conoces está pasando por esto, buscar ayuda profesional es crucial para salir adelante.

    Psicóticos: Significado

    Antes de profundizar en la relación entre la adicción a drogas y la psicosis, es fundamental comprender el concepto de "psicótico". Imagina que tu mente te juega una mala pasada y te hace ver, oír o sentir cosas que no son reales. A eso le llamamos psicosis. Es como si vivieras en un mundo propio, diferente al de los demás. La persona pierde contacto con la realidad. Se experimentan alteraciones en la percepción, el pensamiento y el comportamiento, lo que puede manifestarse de diversas maneras.

    ¿Cómo reconocer un psicótico?

    La psicosis por consumo de drogas puede manifestarse de diversas maneras y en ocasiones ser difícil de identificar. Sin embargo, existen señales que pueden alertarnos sobre la presencia de este estado:

    1. Alteraciones en la percepción:

    • Alucinaciones: Ver, oír o sentir cosas que no son reales, como fantasmas, voces o insectos que nadie más ve.

    • Delirios: Creer en cosas falsas con total convicción, incluso cuando la evidencia las contradice, por ejemplo, pensar que te persiguen o que tienes poderes especiales.

    2. Pensamiento desorganizado:

    • Dificultad para hablar o escribir con coherencia: Expresar ideas de forma confusa o saltar de un tema a otro sin conexión lógica.

    • Pensamiento ilógico: Creencias o ideas que no tienen sentido para los demás.

    3. Cambios en el comportamiento:

    • Agitación o desinhibición: Comportamiento impulsivo, agresivo o inapropiado para la situación.

    • Aislamiento social: Desinterés por las relaciones sociales y preferencia por la soledad.

    • Negligencia personal: Descuido de la higiene personal o del aspecto físico.

    4. Alteraciones emocionales:

    • Euforia o manía: Estado de ánimo extremadamente elevado, con energía desbordante y poca necesidad de dormir.

    • Depresión: Tristeza profunda, apatía y pérdida de interés en actividades que antes disfrutaban.

    • Ansiedad: Inquietud, nerviosismo y miedo excesivos sin motivo aparente.

    5. Otros indicadores:

    • Dificultad para concentrarse: Incapacidad para prestar atención a una tarea o conversación por un período prolongado.

    • Pérdida de memoria: Olvidos frecuentes o dificultad para recordar eventos recientes.

    • Cambios en el sueño: Dormir demasiado o demasiado poco, o tener patrones de sueño irregulares.

    Es importante recordar que no todas las personas que experimentan estos síntomas están en estado psicótico. Algunas de estas señales pueden estar presentes en otras condiciones, como el estrés intenso o la falta de sueño.

    Una mujer representando delirios psicóticos al hablar consigo misma

    Causas

    La psicosis puede surgir por diversas causas, las principales razones que pueden desencadenar este trastorno son:

    Consumo de drogas:

    • Sustancias psicoactivas: Drogas como la marihuana, la cocaína, las anfetaminas y los alucinógenos pueden desencadenar psicosis, especialmente en personas con predisposición genética o por dosis elevadas.

    • Alcohol: El consumo excesivo de alcohol, especialmente en personas con predisposición o con antecedentes de psicosis, puede aumentar el riesgo de sufrir un brote psicótico.

    Enfermedades mentales:

    • Esquizofrenia: Una enfermedad mental crónica que afecta el pensamiento, las emociones y el comportamiento. Las personas con esquizofrenia pueden experimentar alucinaciones, delirios, pensamiento desorganizado y comportamiento extraño.

    • Trastorno bipolar: Una enfermedad mental que causa cambios extremos en el estado de ánimo, desde episodios de manía (euforia y energía extrema) hasta episodios de depresión (tristeza y apatía). Las personas con trastorno bipolar pueden experimentar psicosis durante cualquiera de estas fases.

    • Depresión grave: En algunos casos, la depresión grave puede provocar síntomas psicóticos, como delirios o alucinaciones.

    Traumas:

    • Experiencias traumáticas: Eventos como accidentes graves, abuso físico o sexual, desastres naturales o guerras pueden desencadenar psicosis, especialmente en personas vulnerables.

    Enfermedades del cerebro:

    • Infecciones: Infecciones cerebrales como la meningitis o la encefalitis pueden causar inflamación y daño en el cerebro, lo que puede llevar a síntomas psicóticos.

    • Tumores: Los tumores cerebrales, especialmente aquellos que afectan áreas relacionadas con el pensamiento y la percepción, pueden provocar psicosis.

    • Enfermedades neurodegenerativas: Enfermedades como el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson pueden, en etapas avanzadas, presentar síntomas psicóticos.

    Factores de riesgo adicionales:

    • Predisposición genética: Si tienes familiares con antecedentes de psicosis, eres más susceptible a experimentarla.

    • Edad: La psicosis suele aparecer por primera vez durante la adolescencia o la adultez temprana.

    • Sexo: Los hombres tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar psicosis que las mujeres.

    ¿Cuánto dura un brote?

    La duración varía considerablemente de un caso a otro, dependiendo de diversos factores como la causa subyacente, la gravedad de los síntomas y la respuesta al tratamiento.

    En general, pueden durar:

    • Unos días: Esta es la duración más común, especialmente en casos de psicosis inducida por drogas o estrés intenso.

    • Semanas o meses: Si la psicosis está asociada a una enfermedad mental como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, el brote puede durar más tiempo, incluso varias semanas o meses.

    • En algunos casos, la psicosis puede ser crónica: Esto significa que los síntomas persisten a lo largo del tiempo, con periodos de mejora y empeoramiento.

    Es importante destacar que:

    • La duración del brote no siempre refleja la gravedad de la psicosis. Un brote breve puede ser muy intenso, mientras que uno más prolongado puede ser menos severo.

    • Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas se recuperan de un brote psicótico y pueden volver a su vida normal.

    Factores que pueden influir en la duración del brote:

    • La causa subyacente: La psicosis inducida por drogas suele tener una duración más corta que la psicosis causada por una enfermedad mental.

    • La gravedad de los síntomas: Los brotes con síntomas más severos tienden a durar más tiempo.

    • El inicio del tratamiento: Si el tratamiento se inicia temprano, el brote puede ser más corto y menos severo.

    • La adherencia al tratamiento: Seguir el tratamiento según las indicaciones del médico es crucial para una recuperación completa.

    • El apoyo social: Contar con una red de apoyo sólida puede ayudar a la persona a afrontar el brote y recuperarse más rápidamente.

    Consumo de Marihuana que puede provocar psicosis cannabica

    Psicosis Cannábica

    La marihuana, también conocida como cannabis, es una droga psicoactiva ampliamente consumida en todo el mundo. Si bien algunos la utilizan con fines medicinales o recreativos, sus efectos psicoactivos pueden desencadenar psicosis cannábica.

    ¿Quiénes son más propensos a padecerla?

    La susceptibilidad a la psicosis cannábica varía entre individuos y depende de diversos factores, como:

    • Predisposición genética: Si tienes familiares con antecedentes de psicosis, eres más susceptible a experimentarla tras consumir cannabis.

    • Edad de inicio del consumo de Cannabis: Comenzar a consumir marihuana a temprana edad aumenta el riesgo de psicosis.

    • Consumo frecuente y en altas dosis: Cuanto más cannabis se consuma y en mayor cantidad, mayor es el riesgo de psicosis.

    • Combinación con otras drogas: Mezclar marihuana con otras drogas psicoactivas, como el alcohol o la cocaína, potencia el riesgo de psicosis.

    • Problemas de salud mental preexistentes: Si ya padeces una enfermedad mental como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, el consumo de cannabis puede desencadenar o empeorar los síntomas psicóticos.

    ¿Cuáles son los síntomas?

    Los síntomas de la psicosis cannábica suelen aparecer durante o poco después del consumo de marihuana e incluyen:

    • Alucinaciones sensoriales: Ver objetos distorsionados, escuchar sonidos inexistentes o sentir sensaciones táctiles extrañas.

    • Delirios persecutorios: Creer que alguien te está siguiendo, intentando hacerte daño o controlando tus pensamientos.

    • Ideas de grandeza: Sentirse superior, con poderes especiales o destinado a realizar grandes hazañas.

    • Paranoia: Desconfiar de los demás, pensar que te quieren hacer daño o que conspiran contra ti.

    • Pensamiento desorganizado: Dificultad para concentrarse, seguir una conversación o expresar ideas de forma coherente.

    • Comportamiento extraño: Agitación, desinhibición, agresividad o aislamiento social.

    ¿Cuánto dura?

    La duración varía según la severidad de los síntomas y la cantidad de droga consumida. En general, los síntomas suelen desaparecer en las siguientes 24 a 72 horas después de dejar de consumir marihuana. Sin embargo, en algunos casos, la psicosis puede prolongarse durante semanas o incluso meses.

    Rechazo a la adicción al alcohol

    Psicosis causada por el continuo abuso de alcohol

    El consumo excesivo de alcohol, especialmente a largo plazo, puede tener graves consecuencias para la salud física y mental. Entre las complicaciones más serias se encuentra la psicosis alcohólica.

    ¿Cómo se produce?

    El alcohol afecta el funcionamiento normal del cerebro, especialmente en áreas relacionadas con el pensamiento, la percepción y el control de las emociones. El consumo excesivo de alcohol puede alterar el equilibrio químico del cerebro y provocar estas alteraciones mentales.

    ¿Quiénes son más propensos a sufrirla?

    Ciertas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar psicosis alcohólica, como:

    • Antecedentes familiares de psicosis.

    • Enfermedades mentales como la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

    • Consumo de alcohol en grandes cantidades o de forma prolongada.

    • Combinación de alcohol con otras drogas.

    • Desnutrición o deficiencias vitamínicas.

    ¿Cuáles son las consecuencias?

    La psicosis alcohólica puede tener graves consecuencias para la vida de la persona, como:

    • Daños en las relaciones personales y laborales.

    • Dificultad para realizar las tareas cotidianas.

    • Aislamiento social.

    • Violencia autoinfligida o hacia los demás.

    • En casos extremos: suicidio.

    Terapia psicológica para tratamiento de psicosis por consumo de drogas

    ¿Cómo ayudar a una persona con brote psicótico?

    Ayudar a alguien en un brote psicótico requiere empatía, comprensión y acciones concretas.

    Aquí recomendamos algunos pasos que puedes seguir:

    1. Mantén la calma y la seguridad:

    • Lo más importante es que tú te mantengas calmado y sereno. Tu tranquilidad ayudará a la persona a sentirse más segura.

    • Si la persona está en peligro inminente, busca ayuda profesional de inmediato (llamando a la policía o a un servicio de emergencias médicas).

    2. Crea un ambiente seguro:

    • Aleja a la persona de cualquier objeto que pueda usar para autolesionarse o dañar a otros.

    • Si es posible, lleva a la persona a un lugar tranquilo y con poca estimulación sensorial (luces tenues, ruido bajo).

    3. Habla con la persona de forma tranquila y amable:

    • No discutas ni trates de razonar con la persona. Esto solo empeorará la situación.

    • Utiliza un tono de voz suave y tranquilizador.

    • Habla con frases cortas y sencillas.

    • Evita usar lenguaje técnico o términos médicos.

    • Muéstrate comprensivo y empático. Hazle saber a la persona que estás ahí para ayudarla.

    4. Escucha atentamente:

    • Deja que la persona exprese sus pensamientos y sentimientos sin interrupciones.

    • No juzgues ni critiques lo que diga.

    • Valida sus emociones, incluso si no las comprendes.

    5. No trates de "arreglar" la situación:

    • No puedes controlar las alucinaciones o delirios de la persona.

    • No intentes convencerla de que lo que está viendo o escuchando no es real.

    • Tu objetivo es ayudar a la persona a sentirse segura y apoyada.

    6. Anima a la persona a buscar ayuda profesional:

    • Si la persona está abierta a ello, sugiérela que busque ayuda de un psiquiatra o psicólogo.

    • Puedes ofrecerle acompañarla a una cita o ayudarla a encontrar un profesional adecuado.

    7. Cuídate a ti mismo:

    • Ayudar a alguien en un brote psicótico puede ser emocionalmente agotador.

    • Es importante que cuides tu propia salud mental.

    • Busca apoyo de amigos, familiares o profesionales si lo necesitas.

    Tratamiento psicológico en grupo para psicosis por consumo de drogas

    En Rehably podemos ayudarte

    ¿Luchando contra adicciones y necesitas ayuda? En Rehably, ofrecemos un servicio personalizado para iniciar tu camino hacia una vida sin adicciones.

    Te conectamos con una red de centros y especialistas en adicciones de confianza, ofreciendo tratamientos adaptados a tus necesidades.

    Ofrecemos asesoramiento gratuito y confidencial con nuestro equipo de expertos, guiándote en cada paso del proceso.

    Facilitamos el contacto con centros de tratamiento y te apoyamos desde la selección hasta la integración en el programa de recuperación.

    Contacta con Rehably hoy y comienza tu recuperación con nosotros. ¡Tu bienestar es nuestra prioridad en Rehably!