• contactanos@rehably.es
cura-adicciones Rehably.es
RESUMEN

    “La recuperación de la adicción como todo proceso, conlleva una serie de varios ciclos y en todo caso, es clave tener presente la posibilidad de una recaída, que indica la necesidad de realizar ajustes al tratamiento”. 

    Parte de las dudas que inquietan al paciente cuando se anima a buscar ayuda profesional para su adicción, es la duración del tratamiento y el desconocimiento de cómo será todo el proceso.

    Aquí te explicaré brevemente en que consiste el tratamiento que se presta a una persona que se decide a buscar un apoyo profesional para que le acompañe en el camino de la sanación de su adicción específica.

    ¿En qué consiste el tratamiento para la drogadicción?

    No hay un solo tratamiento que sea apropiado para todas las personas ya que todo depende del profesional y de algunas características personales del paciente, además de las particularidades de cada adicción. Por lo que se convierte cada caso en un proceso único.

    Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (2010) “Es de suma importancia lograr una combinación adecuada del tipo de ambiente, las intervenciones y los servicios de tratamiento con los problemas y las necesidades particulares de cada paciente, para que dicha persona logre el éxito final regresando a funcionar productivamente en la familia, el trabajo y la sociedad” (p. 2).

    Sin embargo, de manera general, se pueden destacar unas etapas propias que hacen parte del tratamiento para las adicciones, en este artículo tomaremos la descripción de Becoña y Oblitas (2003) de las etapas principales: 

    Desintoxicación: Esta etapa, refiere a la intervención orientada a la consecución de la desintoxicación sin sufrir los síntomas del síndrome de abstinencia de los opiáceos, en muchos casos, esta etapa está acompañada de medicamentos para evitar los molestos síntomas que puedan aparecer por la abstinencia de la sustancia o conducta tóxica.

    Deshabituación: Aquí aparecen todas aquellas técnicas conductuales y cognitivas para la consecución de la abstinencia, es decir, se entrena para que la persona dependiente sea capaz de afrontar la abstinencia.

    Rehabilitación o Normalización: Esta etapa describe el cambio del estilo de vida anterior y búsqueda de nuevas metas alternativas a su conducta adictiva. Por ello es importante la planificación de metas y objetivos. Se inicia un entrenamiento para adquirir nuevas habilidades, entrenamiento en asertividad, programa psicoeducativo, entrenamiento en solución de problemas, etc.

    Reinserción: Este es un proceso cuyo propósito es mejorar la calidad de vida, a través del desarrollo de hábitos saludables, entrenamiento en relajación, programación de actividades, procedimientos de manejo de estrés, etc. Todo con el fin de alcanzar un mayor nivel de autonomía del sujeto en su regreso a la comunidad.

    ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

    Realmente no existe un tiempo determinado ya que depende del tipo y severidad de la adicción y las necesidades de cada persona. Algunas investigaciones indican un mínimo de tres meses de tratamiento para reducir de forma significativa o detener el consumo de drogas, pero en otros casos más complejos, es conveniente extender el tratamiento a 12 meses, sobre todo en aquellos casos donde se combina el tratamiento con fármacos.

    “La recuperación de la drogadicción como todo proceso, conlleva una serie de varios ciclos y en todo caso, es clave tener presente la posibilidad de una recaída, que indica la necesidad de realizar ajustes al tratamiento”.

    ¿Cómo evitar una recaída?

    Es muy común que ocurran recaídas y esto no debería ser motivo de desanimo para el paciente en tratamiento y sería un error creer que por este motivo el tratamiento ha sido un fracaso. Por esta razón es importante conocer todas aquellas situaciones que condicionan al paciente para recurrir a la sustancia o conducta toxica y así orientar las acciones a la prevención.

    En todo caso, estas recaídas dan luces en el proceso de autoconocimiento, por lo que constituye una fuente de aprendizaje dentro del tratamiento.

    El papel de familiares y amigos

    La familia y las amistades pueden desempeñar un papel esencial en cuanto a la motivación que les den a las personas con problemas de drogas para que entren y permanezcan en el tratamiento. La terapia familiar también puede ser importante, especialmente para los adolescentes. La participación de un miembro de la familia o pareja en el programa de tratamiento del adicto puede fortalecer y ampliar los beneficios del mismo. (Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, 2010, p. 19).

    Por esta razón, las terapias de grupo tienen cada vez mayor auge en la medida en que brindan un refuerzo social y pueden ayudar a mejorar la comunicación dentro de la dinámica familiar. Sin embargo, se deben identificar aquellos miembros que sirvan de apoyo dentro del proceso para evitar que se convierta en factores de riesgo para el paciente.

     

    No es fácil reconocer que se necesita ayuda para afrontar una adicción, sin embargo, es la primera decisión que se debe tomar para encaminarse a la cura de este problema.

    Mas que una cura, es un proceso que te acompañará en tu vida y que te brindará las herramientas para enfrentarte a los acontecimientos cotidianos a lo largo de toda tu vida.

    ¿Quisieras empezar un tratamiento? En Rehably encontraras los mejores centros y especialistas que estan dispuestos a ayudarte a salir de la adicción.

     

    Referencias Bibliográficas

    Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (2010). Principios de tratamientos para la drogadicción Una guía basada en las investigaciones. Segunda Edición, NIH Publicación.

     

    Becoña, E; y Oblitas, L. (2003). Psicología de la salud y adicciones: perspectiva terapéutica. Revista de Psicología de la PUCP. Vol. XXI, 1, p. 71- 106. 

    Tags
    Share Post