• contactanos@rehably.es
drogodependencia-en-espana Rehably.es
RESUMEN

    Hasta hace unas cinco décadas, entre los años 70 y los 80, los expertos en drogodependencia en España solo se referían a la adicción involucrando a la heroína. Pero con el tiempo el concepto se ha ampliado y se han sumado otras sustancias ilícitas, además del alcohol, el tabaco y la compulsión por los juegos de azar.

    Lo primero que se debe aclarar es que la drogodependencia es el hábito del consumo de drogas de una forma frecuente y descontrolada.

    Los toxicómanos pierden la capacidad de manejar su vicio. La necesidad urgente en los adictos de ubicar el objeto de su obsesión pasa por encima de otras prioridades, como el dinero para la cobertura de los servicios básicos y el compartir con los seres queridos causando además un daño mental o físico en el individuo. 

    Las drogas más consumidas en España son el tabaco, el alcohol, la cocaína y el cannabis.

    Evolución de la drogodependencia en España

    El problema de la drogodependencia en España y otros países fue definida en 1964 por la Organización Mundial de la Salud como un estado de intoxicación periódica o crónica generada por el consumo repetido y compulsivo de una droga bien sea natural o sintética. 

    A pesar de qué su identificación fue a mediados de los años XX, la crudeza de la adicción a drogas ilícitas se experimentó en la década de los 70 con la llegada de la democracia y un mayor auge económico. En este momento la ingesta de heroína se convirtió en un problema sanitario.

    Entre los años 80 y 90 se sumó la cocaína como un problema de drogadicción en España. Actualmente, la cocaína, junto al consumo de cannabis (que se intensificó en 2010), se considera entre las adicciones con mayor demanda de tratamiento.

    El tabaco y el alcohol que también causan dependencia y problemas de salud, sociales y familiares.  

    La nicotina, presente en los cigarrillos, es la sustancia adictiva más consumida en España y también necesita tratamiento de rehabilitación de drogas.

    Los adictos, por su obsesión, son capaces de obtener la sustancia a cualquier precio y llegan a arruinarse económicamente y a estropear su círculo familiar, causando una gran impotencia entre sus seres queridos y llegando a perder el trabajo por la drogodependencia que es un problema con características epidémicas en España.

    Por otro lado, tenemos conductas adictivas que han pasado desapercibidas por su legalidad en la sociedad y que existen desde mucho antes de las drogas ilícitas.

    Los juegos de azar también se han convertido en un problema

    Los juegos de azar también son un problema para la sociedad española. Los juegos han pasado de ser un simple momento de diversión y entretenimiento; a una conducta compulsiva en el que el afectado se ve en la necesidad de apostar sin parar, sacrificando dinero y tiempo.

    Esta situación negativa con el juego se ha intensificado con la llegada de la tecnología y la adaptación de las casas de apuestas tradicionales a casinos online. 

    Ahora cualquier persona tiene posibilidad de acceder a hacer apuestas desde cualquier sitio y con cualquier dispositivo con internet. 

    Esta facilidad no ha hecho más que impulsar la posibilidad de que cada vez más españoles se vuelvan adictos a estar frente al ordenador o dispositivo móvil haciendo apuestas sin parar. 

    Si ganan se ven estimulados a seguir apostando y si pierden siguen jugando con la supuesta finalidad de recuperar lo perdido. 

    Pero lo que realmente ocurre es que su cerebro se ha vuelto adicto y no pueden controlar el juego. Apuestan por compulsión, trasnochan, gastan el dinero comprometido para otros servicios y pasan todo el día pensando en la próxima jugada. La adrenalina ha comenzado a moverse en su contra.

    ¿Cómo se pueden prevenir el problema de la drogodependencia en España?

    Según las asociaciones de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD), las drogas en España ya no solo son en su mayoría asunto de hombres. 

    Casi el 50% de los adictos atendidos en la red pública son mujeres, presentándose una progresión lenta, pero constante en la feminización del consumo.

    ¿Cómo se puede luchar contra estas cifras?

    Existen una serie de medidas que se pueden aplicar para ayudar a drogodependientes. Este proceso debe comenzar desde el hogar. 

    Lo primero que tenemos que hacer es identificar el perfil del afectado.

    La persona enferma de adicción en general tiene una tendencia a la soledad, cambian constantemente su conducta, se vuelven irresponsables, bajo rendimiento escolar o laboral y falta de interés en otras actividades que antes disfrutaban.

    También se nota en el drogodependiente, insomnio, falta de apetito y una necesidad constante de dinero que puede comenzar llevándolo a cometer pequeños hurtos en casa. 

    Las historias de drogas son variadas, pero tienen en común su gran daño para el entorno social.

    La familia es fundamental tanto para prevenir como para tratar la enfermedad. Se debe crear un ambiente de respeto, confianza y mucha comunicación. 

    Otros factores de protección es la promoción de valores como el respeto, la autoestima, las habilidades sociales y la responsabilidad. 

    El adicto necesita sentirse querido y esto es valioso para su recuperación, así como también el establecimiento de límites para el tratamiento de las adicciones.

    Si notas que tú o algún ser querido está teniendo problemas de drogodependencia en España no debes dudar en buscar ayuda profesional. 

    Las adicciones son un problema creciente que se debe combatir con profesionales especializados, incluso en centros para la rehabilitación de la drogodependencia.

    Tags
    Share Post

    Comentarios

    Publica tu comentario

    Aparecerá como autor
    Será donde recibas las respuestas.Tu email no será nunca publicado