• contactanos@rehably.es
efectos-de-la-marihuana-en-el-cerebro Rehably.es
RESUMEN

    Los efectos de la marihuana en cerebro han sido objeto de múltiples investigaciones, las cuales han determinado que el consumo de marihuana tiene efectos negativos en las partes del cerebro encargadas de gestionar funciones como la memoria, el aprendizaje, la coordinación, las emociones, la atención y toma de decisiones.

    La intensidad de los perjuicios desarrollados en el cerebro por la exposición al cannabis están condicionados por factores específicos como la edad de inicio de consumo y la frecuencia del mismo.

     

    Para hablar de los efectos de la marihuana hay que tener en cuenta que su consumo tiene consecuencias a corto y largo plazo, al final, en todas sus formas es capaz de dejar secuelas indeseables en tus capacidades mentales, muchas veces de forma permanente.


    Los perjuicios que tiene en la salud de quien consume marihuana son amplios, en particular a lo referido a sus funciones cognitivas y cerebrales.

     

    Cómo actúa la marihuana en el cerebro

    La marihuana o el cannabis posee un potente ingrediente activo llamado tetrahidrocarbocannabinol o THC. El THC llega al cerebro a través del torrente sanguíneo.


    Los efectos del THC en el cerebro surgen gracias a su habilidad de adherirse a los receptores cannabinoides presentes en las células nerviosas. 


    Los receptores cannabinoides se encuentran de forma masiva en las áreas del cerebro que controlan el movimiento, la coordinación, el aprendizaje, la memoria, además de otras funciones complejas como las decisiones y el placer.


    La adhesión del THC a las proteínas neuronales denominadas CB1 estimula la producción de dopamina


    El estímulo de la producción de dopamina en las áreas mesolimbicas del cerebro se activa en simultáneo con la liberación de opioides endógenos por lo que se le atribuyen propiedades analgésicas. Esta combinación es la responsable de la gratificación que produce el cannabis.


    El THC afecta el funcionamiento de las células cerebrales y la forma en que se comunican entre ellas. 


    La comunicación entre las neuronas es perjudicada dado al hecho de que el THC se adhiere a las moléculas conocidas como receptores cannabinoides.


    Los neurotransmisores cannabionoides son piezas claves en el óptimo funcionamiento del sistema nervioso, en particular en la red de comunicaciones neuronales. La interferencia del THC puede tener efectos dañinos en su normal funcionamiento.


    Factores que intervienen en el impacto del consumo de la marihuana en el cerebro

    La intensidad de los perjuicios de los efectos de la marihuana en el cerebro depende de algunos factores claves como:

    • La concentración o potencia del THC presente en la marihuana.

    • La edad en la que se inició el consumo.

    • La frecuencia del consumo.

    • La combinación de la marihuana con otras sustancias como el alcohol o el tabaco.

    Los estudios del impacto del cannabis en el cerebro también incluye los casos de consumo durante el embarazo.

    Los efectos de la marihuana durante la gestación se vinculan con el desarrollo del cerebro del feto y estos se manifiestan en problemas de memoria, de atención, comportamiento y en su capacidad de resolución de problemas.


    Efectos del THC a largo plazo en el cerebro

    Los efectos del THC a largo plazo se asocian con la edad de inicio del consumo de la marihuana, pues mientras más temprano se comience es más probable que el cerebro se altere dado que su desarrollo no está completo.


    Los resultados de los estudios aplicados en animales y en seres humanos han demostrado que, al someterse al cerebro a los efectos del THC contenido en el cannabis durante su desarrollo, es posible causar cambios no deseados en su estructura en el largo plazo o de forma permanente.


    Los experimentos realizados con ratas proporcionaron datos precisos sobre como el THC es capaz de afectar áreas de tareas específicas del aprendizaje y la memoria durante el crecimiento. 


    Las ratas del estudio fueron expuestas al THC durante la gestación, al poco tiempo de nacidas y durante su adolescencia. 


    Llegada la edad adulta en las ratas se observó que tenían deterioro cognitivo relacionado con los cambios estructurales y funcionales en el hipocampo producto de la exposición al THC, este efecto se observó en especial en las ratas sometidas al THC durante la adolescencia.


    Los resultados de las investigaciones han demostrado que los efectos de fumar porros a diario o la exposición crónica al THC durante la adolescencia altera el sistema de recompensa. Esta alteración incrementa la posibilidad de que se dé el paso a otras drogas más intensas como la heroína o la cocaína.


    Los estudios sobre los efectos de la marihuana a largo plazo en el cerebro continúan; sin embargo, ya se cuenta con evidencias para afirmar que sí existen consecuencias de fumar porros a diario, o con frecuencia, en especial en edades tempranas como la gestación, la infancia y la adolescencia.


    Consecuencias de consumir marihuana y su influencia en el cerebro

    Los efectos del THC en el cerebro se reflejan en particular en la atención, en la memoria y en el aprendizaje. En el caso de los jóvenes se determinó que el consumo de cannabis influye en su bajo rendimiento escolar y en la dificultad para recordar.


    Los estudios demuestran que el consumo de la marihuana tiene efectos neurotóxicos en el cerebro, en particular si lo consumen los adolescentes.


    Las alteraciones de las estructuras cerebrales y sus funciones están asociadas con el consumo crónico de la marihuana, además se vinculan con el desarrollo de deficiencias cognitivas más el incremento de los riesgos de desarrollo de problemas psiquiátricos. Así lo afirma la profesora de psiquiatría de la Harvard Medical School, Jennifer Sneider.


    Es común que los consumidores crónicos o los consumidores de grandes cantidades lleguen a experimentar alucinaciones, delirios, pérdida del sentido de la identidad e incluso psicosis aguda.


    Acción adictiva del cannabis

    La marihuana está entre las drogas más consumidas. Muchos subestiman su capacidad de provocar adicción por las propiedades terapéuticas que se le atribuyen. Sin embargo, los expertos continúan con los avisos sobre sus consecuencias negativas para la salud. Los daños se hacen presentes ya sea por fumar porros a diario o si tu consumo no es frecuente.


    La marihuana tiene efectos en el cerebro incluso en el corto plazo. Normalmente, dentro de las siguientes veinticuatro horas del consumo las consecuencias son inmediatas.


    Así que en el corto plazo el efecto del THC es capaz de afectar tu atención, coordinación, movimiento, memoria y percepción del tiempo.


    El poder adictivo del cannabis radica en su capacidad de activar y alterar el sistema de recompensa del cerebro a cargo de responder ante estímulos placenteros saludables. Los excesos de dopamina producto del estímulo gratificante del THC en el cerebro consolida las propiedades adictivas de la marihuana.

    En conclusión

    Las investigaciones continúan su curso; sin embargo, hasta ahora han demostrado el poder negativo de los efectos de la marihuana en el cerebro. En particular cuando el consumo comienza en la adolescencia.


    La frecuencia de la ingesta de la marihuana y el tamaño de las dosis también son factores claves a la hora de causar daños a largo plazo o permanentes en el cerebro de las personas.


    La atención, el aprendizaje, la ejecución de tareas complejas y la adicción son algunas de las manifestaciones de los efectos de la marihuana en el cerebro.


    La lista es extensa y alarmante, es por esto que el principal consejo siempre será abstenerse del consumo de cualquier droga, aun cuando la misma tenga fama de inofensiva.


    Si crees que necesitas ayuda, no dudes en hablar con un pariente o amigo cercano. También puedes comunicarte con Rehably, nosotros te ayudamos a encontrar la atención que requieres.

     

    Tags
    Share Post

    Comentarios

    Publica tu comentario

    Aparecerá como autor
    Será donde recibas las respuestas.Tu email no será nunca publicado