• contactanos@rehably.es
patologia-dual Rehably.es
RESUMEN

    La adicción por sí sola es una enfermedad mental incomprendida, lo que muchos no saben es que puede ser aún más compleja, pues la posibilidad de la coexistencia con otros trastornos mentales está latente. A este fenómeno se le conoce como patología dual. Aquí encuentras algunos datos importantes que debes saber sobre esta condición.

    La patología dual es una condición crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se presenta cuando padeces una adicción y otro trastorno de la salud mental al mismo tiempo. 

     

    ¿Qué es la patología dual?

    La patología dual se refiere a la coexistencia de la adicción con otro trastorno mental. El término se utiliza para establecer el diagnóstico de dos patologías de salud mental que una persona pueda padecer en simultáneo.

     

    En general se aplica para diagnosticar uno o más trastornos mentales adicionales a la adicción.

     

    También conocida como trastorno dual o trastorno concurrente, padecerla te puede traer problemas físicos, emocionales y sociales significativos.

     

    Tal vez te preguntes el porqué nos referimos a ella como la cara oculta de la adicción, y es que suele suceder que el segundo trastorno, muchas veces se mantiene lejos de la mirada de quienes rodean a la persona enferma de adicción, hasta del mismo adicto.

     

    La adicción por sí sola es una condición difícil de manejar y tratar.  Es urgente saber es posible que exista otro padecimiento mental, que pudo impulsar a la adicción y que dificulta su tratamiento. 

     

    Patología significado

    El significado de patología, de acuerdo al diccionario de Oxford, se relaciona con los síntomas y signos por medio de los cuales una enfermedad se manifiesta y las causas que lo producen. También lo asocia con la enfermedad física y mental que puedas padecer.

     

    Originaria del griego páthos (padecimiento o enfermedad) y logía (estudio), su uso engloba el estudio de las enfermedades físicas o mentales que te puedan afectar, desde lo estructural, lo bioquímico o funcional a una persona.

     

    Es necesario comprender este concepto en el caso de la patología dual para entender la complejidad y dificultad para la recuperación de la persona enferma de adicción. Englobar a los dos trastornos que ocupan a la patología dual ayuda a reconocer y describir la coexistencia de los mismos.

     

    Cada diagnóstico puede ser único, ya que depende del trastorno mental que posea la persona previo a la adicción y el tipo de adicción que el paciente posea.

     

    Dualidad significado

    El significado básico de dualidad (según la RAE) se refiere a “la existencia de dos caracteres o fenómenos distintos en una sola persona, o en un mismo estado de cosas”.

     

    En este caso se aplica a dualidad existente entre la adicción como trastorno primario y una psicopatología que representa el factor de riesgo para la maduración de una drogodependencia. 

     

    La adicción asociada a la patología dual puede ser la dependencia de una sustancia, legal o ilegal; o una conducta adictiva como la ludopatía o la adicción al trabajo por ejemplo.

     

    El espectro de trastornos mentales asociados a la patología dual puede ser de extenso, entre estos se encuentran trastornos como la depresión, esquizofrenia, bipolaridad y más.

     

    Aclarado estos puntos, es hora de profundizar en las claves para reconocer y sacar a relucir la patología dual que puedas presentar tú o tu familiar enfermo de adicción.

    1-. La patología adicional suele ser previa a la adicción

    Es común que la patología adicional esté presente desde antes de que la persona desarrolle la adicción, esto dificulta la rehabilitación del adicto. 

     

    Sin embargo, también es posible que la patología adicional surja como resultado de la adicción o que ambas se desarrollen de forma simultánea. Es indispensable realizar el diagnóstico y tratar la patología dual para avanzar en la rehabilitación de la adicción que puedas padecer.

    2-. Síntomas de la patología dual

    Cada trastorno mental tiene sus propias manifestaciones y síntomas, pero estas se agravan cuando se combina con una adicción. En este caso se incluyen los síntomas de la sustancia o conducta a la que se tiene dependencia.

     

    La patología dual presenta síntomas como:

    • Pensamientos paranoides

    • Inadaptabilidad social

    • Distorsión de la realidad

    • Nerviosismo e impulsividad elevada

    • Rutina desajustada sin hábitos establecidos

    • Irrespeto por las normas y directrices

    • Marginalidad y vagabundeo

    • Agresión y violencia.

    3-. Causas de la patología dual

    Aunque no existen causas únicas que indiquen el porqué de la relación de los trastornos adictivos con los trastornos mentales, algunas investigaciones han determinado la incidencia de factores genéticos, neurobiológicos y ambientales con el desarrollo de trastornos duales.

     

    Hay algunas condiciones que se pueden tomar en cuenta como elementos causales comunes que elevan la vulnerabilidad de las personas al desarrollo de una patología dual.  Por ejemplo: 

     

    - La presencia de un trastorno mental es un factor de riesgo que puede facilitar o predisponer a las personas a desarrollar algún tipo de adicción.

    - El consumo de sustancias o la práctica de conductas adictivas generan las condiciones para originar un trastorno dual.

    - En algunos casos puede suceder que no se consiga conexión causa-efecto entre la adicción y el trastorno mental.

    4-. ¿Por qué es importante tratar la patología dual?

    La importancia de tratar el trastorno concurrente radica en el impacto que este puede tener en la rehabilitación de la adicción. 

     

    Por ejemplo, cuando alguien padece la dualidad ansiedad - adicción se puede dar el caso de que la ansiedad dificulte el llegar a la sobriedad y por su puesto mantenerla. En estos casos la ansiedad también puede empeorar a causa de la adicción.

     

    En los trastornos duales, las patologías pueden interactuar entre sí, por lo que el abordaje es más complejo. De aquí la importancia de diagnosticar la dualidad y establecer cuáles son los trastornos involucrados.

     

    La combinación de la adicción con otro trastorno de salud mental dificulta el tratamiento y con este los avances en la recuperación final.

     

    5-. Profesional a cargo de diagnosticar y tratar el trastorno recurrente

    El diagnóstico y tratamiento de la patología dual requiere de atención especializada que debe estar a cargo de psiquiatras formados para la atención y tratamiento de trastornos duales. 

     

    Los pacientes con trastornos recurrentes tienen una alta tasa de abandono del tratamiento. Además, presentan necesidades mayores de atención social y sanitaria. 

     

    El trastorno recurrente agrava el cuadro psicopatológico y psicosocial de los pacientes por lo que suelen tener mayores ingresos a los centros de rehabilitación y mayores riesgos de suicidios.

     

    Es necesario que el profesional a cargo esté capacitado para tratar la patología dual y las adicciones. 

     

    Si bien los especialistas en adicciones se ocupan del diagnóstico y tratamiento de las adicciones es necesario que posean la formación y experiencia para el abordaje del trastorno dual. La razón es que se requieren mayores esfuerzos al aplicar una clínica de doble patología en la atención de estos pacientes. 


    Tratamientos combinados del trastorno dual

    Tratar el trastorno dual es más complejo que atender solo la adicción o un trastorno mental en particular.  Es un proceso que exige que el paciente cierre con éxito todas las fases de la rehabilitación de su adicción, incluidos los tratamientos farmacológicos, los psicosociales y los psicoterapéuticos.

     

    Al hacer referencia al proceso psicoterapéutico es necesario hacer énfasis en la importancia de la participación de un psicólogo especialista en adicciones con experiencia en patología dual.

     

    El paciente requiere con urgencia la estabilización psicopatológica. En el trastorno recurrente es vital estabilizar el trastorno psicológico para la rehabilitación del paciente.

     

    Lograr estabilidad de la salud mental de la persona con patología dual genera las condiciones mínimas para tratar con éxito este trastorno que requiere de la aplicación de tratamientos combinados.

     

    Se debe tratar la adicción y se debe atender las necesidades psiquiátricas propias del trastorno adicional más los cuidados psicológicos que buscan preservar la salud mental de la persona enferma.

     

    Es necesario entender que son muchos los factores que intervienen en la rehabilitación de una adicción, la presencia de una patología adicional es una de ellas.

     

    Es urgente buscar atención experta

    En este sentido es mejor no juzgar, ni encerrar a la persona enferma de adicción en estigmas. Por el contrario, lo recomendado es ampliar la mirada y buscar que impide que el avance en la rehabilitación de la persona.

     

    Recuerda que muchas veces la presencia de una segunda patología no es evidente, de aquí la importancia de la intervención de profesionales con formación y experiencia tanto en adicciones como en el tratamiento de la patología dual.

     

    Si estás en busca de profesionales para tratar tu adicción o la de tu familiar, en el directorio Rehably tenemos para ti la lista actualizada de los mejores centros de rehabilitación de adicciones y de profesionales para tratar de forma personalizada tu caso.

     

    Tags
    Share Post

    Comentarios

    Publica tu comentario

    Aparecerá como autor
    Será donde recibas las respuestas.Tu email no será nunca publicado