• contactanos@rehably.es
que-es-una-codependencia Rehably.es
RESUMEN

    “Tengo que estar a su lado pase lo que pase”, “Necesito saber qué está haciendo”, “Sin mí le puede ocurrir algo” y “No puedo vivir sin él” son algunas de las frases que pueden responder a la pregunta de qué es una codependencia.

    Las personas que padecen de este problema psicológico y social tienen un comportamiento adictivo y compulsivo hacia el control de otras personas o de alguna relación. 

    Generalmente, se trata de un padecimiento de inseguridad y en la mayoría de los casos se presenta en relaciones amorosas, pero también puede haberla de padres a hijos o viceversa; o estar presente en los cuidadores de enfermos y amistades. 

    También puede presentarse el caso de que las conductas codependientes no vienen solo de un lado, sino que ambas personas dependen una de la otra, en estos casos estamos en presencia de una interdependencia.

    Concepto de qué es una codependencia

    Una codependencia también se trata de una necesidad de reconocimiento, unas ansias de aceptación y un poco valor de sí mismo. 

    Las personas con codependencia emocional tienden a tener baja autoestima.

    Quienes padecen de este problema tienden a ayudar por motivos confusos y tienen un sentido de logro cuando satisfacen las necesidades de los demás.

    Estamos en presencia de un problema emocional en el que se presenta un apego emocional excesivo hacia otra persona. 

    Como se dijo, suele esto ocurrir en las parejas. Podemos sentir que sin esa otra persona no podemos vivir y debemos hacer lo que sea para mantenerlos a su lado, aunque esto signifique un sacrificio de nosotros mismos.

    Las personas codependientes tienden a llevar este problema también a su círculo de amigos. Se preocupan mucho por el qué dirán y buscan estar apegados a relaciones sociales con otras personas en las que se cuida mucho que el otro esté completamente “satisfecha” con nuestro comportamiento. 

    Es una manera de tóxica de sentirnos especiales, una necesidad de aceptación que en la mayoría de las ocasiones genera sufrimiento

    La codependencia emocional hace que la persona abandone su valor por sí mismo, tienden a ser personas con baja autoestima y que solo se sienten valiosas ayudando a los demás. 

    Pueden verse como personas muy nobles, pero realmente están padeciendo de un problema serio al que hay que buscar solución.

    Origen del problema

    Al abordar la pregunta sobre qué es una codependencia tenemos que irnos a los orígenes y la mayoría de las personas que padecen de este problema vienen de familias disfuncionales.

    Una mamá neurótica o un padre alcohólico pueden generar que el hijo padezca de codependencia. 

    De niños necesitamos la aprobación de nuestros padres y al ver que estos no valoran nuestros afectos, ni el esfuerzo que hacemos por ser “buenos niños” crecemos con esa necesidad.

    El codependiente tiene dificultad para experimentar niveles apropiados de autoestima y para poner límites en sus relaciones con otras personas. También le cuesta identificar sus propias necesidades y la realidad que está viviendo. 

    Podemos creer que quien tiene estas características disfruta de ayudar a los demás o de sentirse valorado, pero como cualquier otra compulsión se trata de un control negativo con problemas de rencor y una espiritualidad deteriorada. 

    Esta situación puede escalar a otros problemas graves como la codependencia con drogas, enfermedades mentales o físicas e incluso dificultad en la intimidad. 

    Tratamiento para la codependencia

    La relación codependiente por lo general tiene una persona con baja autoestima y un abusador. La relación es sumamente tóxica y puede que no solo exista un abusador, sino que la misma persona afectada insista por todos los medios a encontrar contacto con el ser de su obsesión.

    Una persona con este problema siente que sin su abusador no vale la pena vivir porque es el único motivo de su existencia.

    Existe grupos de codependientes anónimos a donde las personas pueden acudir para recibir ayuda de personas que han pasado por el mismo proceso. Cada quien cuenta su experiencia, el codependiente se siente identificado, acepta su condición y comienza un programa de recuperación que lo lleva a liberarse de la carga de luchar por dominar a los demás y se da cuenta de que su única responsabilidad es estar bien consigo mismo.

    También está la opción de acudir a terapia 

    Aunque no lo creamos, cuando nuestra necesidad de ayudar se vuelve compulsiva y, lejos de ayudarnos, nos causa sufrimiento es hora de acudir a un especialista

    Un psicólogo nos puede ayudar a salir de la necesidad de complacer a los demás, a conocer el origen de nuestra dependencia y a luchar contra ese deseo de reconocimiento. 

    Cuando nos preguntamos qué es una codependencia debemos saber que es un problema de baja autoestima y de obsesión por otra persona que no es sana y que necesita una ayuda a tiempo. Escucha si alguien te dice que tu comportamiento no es normal y busca una salida lo más pronto que puedas.

    Comentarios

    Publica tu comentario

    Aparecerá como autor
    Será donde recibas las respuestas.Tu email no será nunca publicado