• contactanos@rehably.es
tipo-de-adicciones Rehably.es
RESUMEN

    Las formas de adicciones se han diversificado al ritmo de las dinámicas sociales. Existen diferentes tipos de adicciones, las cuales están presentes todas las áreas de la vida cotidiana. Desde adicciones a alimentos, drogas, el internet, las redes sociales, la adicción al sexo hasta las adicciones a sustancias, y muchas más. 

    Ante estas circunstancias, lo mejor que se puede hacer es obtener información sobre los tipos de adicciones a las que consideras puedes estar expuesto y tomar medidas preventivas conscientes al respecto.

    La adicción como enfermedad crónica 

    De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la adicción es una enfermedad crónica, progresiva y en muchos casos mortales, cuyo alcance en el afectado abarcan los aspectos biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. 

    La adicción hace que la persona enferma cree dependencias que afectan su salud mental y física. 

    Las dependencias adquiridas por el adicto hace que utilice sustancias de forma repetida, o que participe con insistencia en actividades que le hacen daño. Estas acciones que fueron placenteras en sus inicios se tornan dañinas. 

    Algunos tipos de adicciones no necesariamente tienen un origen en la búsqueda del placer. Por ejemplo, existen medicamentos con efectos adictivos por lo que deben ser administrados con estricta vigilancia médica.

    Algo que se repite en el origen de toda adicción es que ninguna comienza como tal. 

    Las adicciones se desarrollan por la repetición de la acción, hasta que la persona pierde el control, distorsiona sus pensamientos y entra en estado de negación de su enfermedad.

    Las categorías que agrupan los diferentes tipos de adicciones

    El amplio espectro de tipo de adicciones se pueden concentrar en dos grandes categorías. Una es la adicción conductual y la otra la adicción a sustancias

    Aunque diferentes entre ellas, cada categoría tiene un alto potencial destructivo de la salud física, mental y emocional de quien la padece. Además del daño ocasionado en el entorno familiar y social del afectado.

    La adicción conductual.

    Este tipo de adicción surge a partir de actividades físicas que realizas. Incluye as conductas cotidianas que una persona ejecuta y estimulan la liberación de endorfinas, entre otras sustancias neuroquímicas que generan placer al instante.

    En la inmediatez que en la sociedad se encuentra, la gratificación instantánea hace de las suyas para aumentar las posibilidades de adicción a muchas actividades. Pero este tema se profundizará en otra entrega.

    El inicio de una adicción conductual acostumbra a ser simple. 

    Puede comenzar con la simpatía que te causa un vídeo de gatitos en las redes sociales. Esta simpatía produce una liberación neuroquímica que proporciona nuevas sensaciones placenteras. 

    Otro ejemplo es cuando se gana una apuesta; el impulso por replicar la emoción lleva a pretender repetir la experiencia y con esto comienza el recorrido hacia la ludopatía.

    La adicción a las sustancias

    Para que se concrete la adicción a las sustancias es necesario la ingesta de algo físico. La adicción a sustancias incluyen los medicamentos, el alcohol, el tabaquismo y el uso de sustancias ilegales como la cocaína, la heroína entre otras.


    Los tipos de adicción asociados a sustancias son más conocidas, pues las conversaciones en torno a estas son más comunes. 


    Las consecuencias de la adicción a las sustancias son más agresivas en cuanto a los daños de la salud física y mental de la persona en comparación con las adicciones conductuales. 


    Ambos tipos de adicciones son capaces de devastar a las personas enfermas de adicción y a sus familias. Por esta razón al detectar la adicción lo recomendado es buscar ayuda lo antes posible.

    Algunas formas de adicciones comunes en la actualidad

    1-. Opioides

    Existen varios tipos de adicciones a los opioides, que van desde el consumo de sustancias ilícitas hasta las que obtienes con prescripción médica.

    El riesgo de adicción a los opioides es alto. Tomar opioides regularmente puede afectar el cerebro. 

    Una vez que adquieres la drogodependencia es posible comenzar una escalada de problemas de todo tipo. Entre estos lo relacionado con la salud y con la seguridad individual y familiar del afectado.

    Los problemas derivados de las adicciones también incluyen la caída de la seguridad financiera, porque deja de un lado su trabajo; problemas legales, ruptura en las relaciones y un mal equilibrio entre la vida laboral y personal.

    2-. Redes sociales

    Quienes son adictos a las redes sociales experimentan una serie de efectos negativos que se manifiestan en el bajo rendimiento en el trabajo, disminución de la actividad física y baja autoestima. 

    Los investigadores no han podido identificar una causa directa de la adicción a las redes sociales. Creen que tiene que ver con la falta de apoyo social. También argumentan que las redes sociales pueden proporcionar recompensas continuas que son adictivas en sí mismas. 

    Los efectos de la adicción a las redes sociales están asociados con problemas en las relaciones personales, ansiedad y depresión del adicto.

    También han descubierto que el cerebro recibe refuerzo positivo al participar en actividades en las redes sociales.

    Un estudio realizado en la Universidad de Harvard reveló que el área del cerebro en donde se produce el efecto de recompensa que se activa cuando las personas practican la auto-divulgación en las redes sociales. Esta área estimula a las neuronas productoras de dopamina.

    La dopamina es un neurotransmisor que encarga de crear los sentimientos de placer y deseo.

    3-. Alimentos

    Varios estudios han investigado el potencial adictivo de ciertos alimentos. Estos incluyen alimentos altos en grasa, alimentos que desencadenan sensores de placer en el cerebro y alimentos con azúcar agregado.

    Los hallazgos en torno al potencial adictivo de los alimentos no solo abarca su contenido, también incluye a los patrones de alimentación.

    En un estudio, los ratones con una dieta alta en grasas durante seis semanas mostraron signos conductuales y fisiológicos de abstinencia. También mostraron una mayor motivación para comer alimentos sabrosos.

    Además, los investigadores encontraron que el azúcar y otros alimentos refinados/procesados están asociados con síntomas de adicción. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar el concepto de adicción a los alimentos.

    Es necesario buscar ayuda

    Cada día con nuevos estudios se determinan todos lo que pueda producir nuevos tipos de adicciones. Es necesario estar informados para cuidar tu salud y la de tu familia.


    Estar atentos a los cambios generados por una conducta o el consumo de alguna sustancia es vital.


    Recuerda que cuando se tiene claridad sobre los tipos de adicciones que existen y cuál es la que te puede estar afectando a ti o a tu familiar es más sencillo encontrar el método adecuado para su tratamiento.


    Los tipos de adicciones existentes han evolucionado con las nuevas dinámicas sociales. Es mejor estar actualizado para cuidar de cerca la salud de la familia.


    Share Post