• contactanos@rehably.es
img-centros de dia desintoxicacion

centros de día desintoxicación

RESUMEN

    Los centros de día son el dispositivo idóneo para dar continuidad al tratamiento iniciado en centro residencial o unidad de desintoxicación hospitalaria + centro residencial en aquellos pacientes en los que aún no se ha alcanzado la estabilidad necesaria para el tratamiento ambulatorio.

    Régimen de los centros de día

    Los centros de día tienen un régimen mixto de tratamiento, es decir, el paciente pasa parte del día en el mismo -normalmente de 09:00 a 15:00 horas- pero duerme en su casa. El tratamiento realizado es muy similar al de los centros residenciales, pero menos intensivo dado que se asume que la persona ha hecho suyas las estrategias y herramientas. En ocasiones, durante el tratamiento en el centro de día, la persona puede tener recaídas. Si el quipo terapéutico creé que haya indicación la persona puede regresar a un régimen residencial o incluso a una unidad de desintoxicación hospitalaria.

    La principal diferencia con el centro residencial consiste en pasar la noche en casa lo que implica un régimen menos intensivo


    Preguntas frecuentes

    Los centros de día son instituciones que hacen uso de recursos educativos y terapéuticos para promover la inserción social de las personas con adicciones.
    El tratamiento que se ofrece en estos centros no requiere que los pacientes pasen la noche en sus instalaciones. Por lo que la persona tratada puede dormir en casa y permanecer en contacto con su familia.
    En los centros de día el paciente recibe terapia, practica actividades físicas, realiza talleres prelaborales y talleres orientados a la deshabituación, rehabilitación y reinserción.
    Es un servicio dirigido a la recuperación de cualquier tipo de adicción.

    La acción terapéutica de los centros de día es complementaria de los tratamientos médicos asistenciales. Es por esto que comienza luego de la desintoxicación y deshabituación.
    Aunque existen algunos centros que ofrecen el tratamiento en todas sus fases, el motor de los centros de día es el proceso de rehabilitación y reinserción social y laboral de las personas enfermas de adicción.

    La modalidad de los centros de día también se conoce como régimen abierto o semi residencial. Sus estrategias buscan alejar a la persona enferma de adicción de todos los estímulos y las personas que representen un riesgo en su recuperación.

    El aporte de los centros de día radica en que brinda las herramientas para sanar el daño infligido por las adicciones en las habilidades sociales e interpersonales de la persona adicta.
    La rehabilitación de las habilidades sociales e interpersonales ayuda a evitar la exclusión social y la marginación producida por los estigmas sociales que aún existen en torno a las adicciones.
    La reinserción social de una persona es un proceso largo que requiere constancia y acompañamiento. De aquí la importancia que incluyas este componente en tu recuperación o la recuperación de tu familiar.
    Los programas de los centros de días están diseñados para personas que requieren atención por periodos de tiempo extensos.
    Ten en cuenta que la intensidad de estos programas es similar al residencial, solo que al final del día estás de regreso con tu familia.

    Puedes acudir si eres una persona en proceso de recuperación de la enfermedad de la adicción. Sin importar si son adicciones a sustancias o adicciones conductuales.
    Un requisito indispensable para asistir a un centro de día es que estés en tratamiento en un centro de salud público o privado para la parte médica.
    Si eres familiar de la persona en recuperación, pues formas parte del proceso de orientación que influye en la reinserción de la persona.
    Los centros de día también son para ti si deseas informarte sobre las adicciones.

    La recuperación de tus habilidades sociales, laborales en el propósito de los tratamientos en los centros de día. Aquí se ofrecen herramientas para que recuperes tu vida social. Esto incluye formar parte de una comunidad en lo relacional y lo laboral.
    Cada caso es único, por lo que su recuperación sigue un plan individual para atender tus necesidades específicas.
    Los programas de rehabilitación y reinserción de los centros de día agrupan actividades para consolidar la recuperación del paciente y prevenir las recaídas.

    Las actividades están diseñadas para que, de forma progresiva, gestiones tus emociones, eleves tu autoconcepto y con esto mejores tu autoestima. Allí aprendes nuevas rutinas con nuevos propósitos. Todo para que logres romper los hábitos nocivos.
    Se trata de lograr una vida sin sustancias, ni conductas nocivas.

    Al ser una fase coordinada con otras instituciones, debes ser derivado por la parte médica para que puedas trabajar en tu inserción social y laboral en un régimen semiabierto. Este es el protocolo obligatorio a seguir si se trata de centros de día de gestión pública.
    En los centros de gestión pública no puedes presentarte por tu cuenta para ingresar al tratamiento.
    La derivación institucional es un requisito para ingresar a centros públicos, donde dependes de la capacidad de atención para que continúes allí tu rehabilitación.
    La derivación es requisito y debe ser efectuada por centros ambulatorios o asistenciales de la red pública. El ingreso de la valoración realizada por sus especialistas, de la capacidad del centro, más la aceptación de la persona tratada. Es decir, es un acto voluntario.

    Las instituciones autorizadas para derivar pacientes a los centros de día son:

    El ingreso a los centros de día de gestión privada está limitado solo por tu necesidad real de atención y capacidad de pago.
    Los precios de los centros de día se ubican en un rango promedio de entre 850 a 2000 euros mensuales.
    Otra opción para el ingreso es cuando el centro de día pertenece al centro de desintoxicación o comunidad terapéutica determinada. En este caso es una buena decisión continuar la rehabilitación con el mismo equipo profesional.

    Los programas ofrecidos en los centros de atención puedes ser variados entre sí. Sin embargo, todos te ayudan a ti o a tu familiar a mejorar la calidad de vida y dejar atrás el mal episodio de las adicciones.
    Es la construcción de hábitos saludables en general. Mentales, físicos y alimenticios.
    La suma de todos estos esfuerzos, personales y familiares, hacen que se llegue el momento en que la persona adicta recupere su autonomía y su confianza.

    Contactanos