• contactanos@rehably.es
img-Centros Residenciales de desintoxicacion

Centros Residenciales de desintoxicación

RESUMEN

    Los centros residenciales para el tratamiento de adicciones son un pilar fundamental ¿Quién puede acudir a ellos? Toda persona que tenga una adicción diagnosticada por un profesional sanitario y que no pueda controlar el consumo de una sustancia/conducta o que tenga riesgo elevado de recaída a nivel ambulatorio.

    Operativa de un centro residencial de desintoxicación


    En algunos casos, previo al ingreso en el centro residencial, se necesita de una de una desintoxicación en una unidad de desintoxicación hospitalaria por los motivos expuestos anteriormente. En los casos de drogas que apenas tienen componente físico en su síndrome de abstinencia, y no haya riesgo elevado de descompensación psiquiátrica la persona puede ingresar directamente. Es importante tener claro que no todos los perfiles de pacientes pueden ser atendidos en todos los centros; existen pacientes que, por sus características, precisan de cuidados que no están disponibles en algunos centros. Un ejemplo sería un paciente que precisa cuidados de enfermería todos los días o pacientes con alto riesgo de autolesión que necesitan supervisión constante. Por tanto, es importante conocer la cartera de servicios del centro y ver si esta se ciñe a las necesidades del paciente.

    ¿Qué es lo que va a hacer una persona diagnosticada de una adicción en un centro residencial? La finalidad de su estancia es recibir un tratamiento integral e intensivo. Como hemos dicho en párrafos anteriores, la duración de un tratamiento está sujeta a las características y gravedad de la persona. Por norma general, a nivel residencial, los tratamientos duran como mínimo 90 días para empezar a ser eficaces. Cuando hablamos de tratamiento integral podemos decir también multidisciplinar dado que en éste intervienen psiquiatras, médicos, enfermeras, psicólogos clínicos, trabajadores sociales, educadores, terapeutas ocupacionales, etc... De manera complementaria puede ser útil y eficaz el papel terapéutico del testimonio de adictos que llevan muchos años limpios.

    La finalidad de la estancia en un centro residencial es recibir un tratamiento integral e intensivo

    En este tipo de centro el tratamiento se suele complementar con actividades deportivas o de relajación; un ejemplo es el yoga. En cualquier caso, a la hora de elegir un centro de tratamiento, el catálogo de éstas no debe preponderar sobre el tipo de tratamiento ofertado por el centro.

    Salvo que exista una orden judicial, la estancia en estos centros es voluntaria, por tanto, el paciente puede abandonarlo si lo desea. Es tarea del equipo terapéutico motivar al paciente para que éste no solicite el alta voluntaria y complete el tratamiento. Así mismo este tipo de centro tiene un reglamento de funcionamiento interno que aboga por adecuada convivencia y cuidado de las instalaciones. En caso de incumplimiento, el equipo terapéutico se reserva el derecho de expulsar a un paciente incluso si el centro es privado. Es adecuado que toda esta información sea entregada a la persona cuando ingrese, firmando ésta y el profesional de referencia un consentimiento informado de valoración de ingreso donde queden claras y explicadas las condiciones de tratamiento.

    A la hora de elegir un centro de tratamiento, el catálogo de actividades deportivas o de relajación no debe preponderar sobre el tipo de tratamiento ofertado por el centro

    ¿Durante la estancia en el centro residencial se hacen salidas? Claro que hay salidas. Por un lado, están las salidas que los profesionales del centro programan para los pacientes como por ejemplo salidas a museos, excursiones por entornos naturales, etc... El otro tipo son aquellas en la que la persona puede estar con su familia; suelen permitirse al mes de estancia dado ya que se asume una desintoxicación completa y una estabilidad inicial.  Al regresar de las salidas el quipo, si lo creé conveniente, puede realizar una determinación de tóxicos mediante una muestra de orina.

    ¿Qué ha de hacer la persona cuando se aproxima el fin del tratamiento residencial? El finalizar la estancia en el centro residencial NO implica el fin del tratamiento. El equipo de profesionales del centro residencial ha de orientar y programar la continuidad del tratamiento según la evolución. Al paciente le tiene que ser entregado un informe completo con su tratamiento farmacológico al alta, su evolución durante la estancia residencial, pruebas realizadas y recomendaciones. El fin de este informe es que el nuevo profesional que continúe el tratamiento entienda qué se ha hecho y que se debe hacer. Muchos centros residenciales disponen también de unidades de centro de día o ambulatorias por lo que se da una continuidad mucho más fluida y asegurada al tratamiento.

    Tener una recaída no implica necesariamente un reingreso en el centro residencial. Hay que valorar los motivos de la misma y ver si el paciente se va a beneficiar, en algunos casos un ajuste el tratamiento psicológico y farmacológico es suficiente.


    Preguntas frecuentes

    La comunidad terapéutica (CT) para las adicciones es una organización con un ambiente libre de drogas, aquí se aborda de forma intensiva los problemas de adicción a través la atención médico-sanitario, con actividades socioeducativas y el abordaje psicoterapéutico.
    La estructura de la comunidad terapéutica promueve el cambio de hábitos para hacer posible la vida libre de adicciones de sus pacientes.
    Cada comunidad terapéutica posee normas estrictas de convivencia para que las personas con problemas de adicción vivan juntos de manera organizada.
    El tratamiento en la comunidad terapéutica es residencial, los pacientes permaneces en sus instalaciones las veinticuatro horas por un tiempo determinado.
    Las CT pueden ser de gestión pública o gestión privada.

    Las comunidades terapéuticas te ofrecen un entorno seguro. Sus programas de tratamiento terapéutico están diseñados para que la persona viva en el lugar el tiempo que requiera para su recuperación.
    En Comunidades terapéuticas, al igual que los centros residenciales para la desintoxicación, el tratamiento exige que pernoctes en la institución. Este tipo de tratamiento se conoce como programa de tratamiento residencial.

    Cada caso es diferente. Cada historia tiene necesidades específicas. Es por esto que en las comunidades terapéuticas, y en los centros residenciales de desintoxicación, encuentras variedad de intervenciones. Por ejemplo:

    • Asesoramiento individual y grupal, ya sea en terapias o psicoterapias.
    • Comunidad de pares, se llama así a la terapia que es dirigida por personas que se han rehabilitado de alguna adicción. La comunidad de pares ha demostrado ser eficiente y hacer aportes importantes en la rehabilitación de las personas enfermas de adicción.
    • Reintegración a la comunidad, a través de la recuperación de tus habilidades sociales, entre otros.
    • Atención médica las veinticuatro horas.

    Existen comunidades terapéuticas destinadas a atender distintos tipos de adicciones. Estas tienen la capacidad de tratar tanto la drogodependencia a las sustancias como opiáceos, anfetaminas, cannabis, cocaína; como las adicciones conductuales (ludopatía, compras compulsivas, sexo, pornografía y más).
    Sin embargo, también las encuentras especializadas en adicciones específicas.
    Para saber cuál te conviene es recomendable que conozcas el tipo de atención que ofrece la comunidad terapéutica o el centro de desintoxicación según a tus circunstancias.

    El tratamiento residencial te prepara para niveles más bajos de atención en el que no requieres acompañamiento las 24 horas. El paso siguiente puede ser por ejemplo los centros de día para adicciones.
    En cuanto a tus circunstancias se debe tomar en cuenta el tipo de adicción que deseas tratar, la localidad en donde prefieres tratarte y el presupuesto del que dispones.
    Para que ganes tiempo es mejor informarte sobre las posibilidades en los directorios especializados, como el de rehably. Nuestra asesoría es gratuita.

    Cada caso es único. Sin embargo, la base para determinar si lo que necesitas es atención en un centro residencial es que tengas una adicción diagnosticada por un profesional médico.
    El perfil de este diagnóstico incluye que mantienes problemas por el abuso de sustancias, por lo tanto, el riesgo de recaída es elevado.
    El tratamiento residencial es necesario padeces problemas de salud mental y otras condiciones médicas de forma recurrentes asociadas a su adicción.
    Si requieres un nivel de supervisión mayor al que ofrecen en los centros ambulatorios. Es decir apoyo profesional las 24 horas.
    El ingreso residencial es para ti si ya lo has intentado sin éxito en otros programas de abuso de drogas o alcohol.

    Estas modalidades para el ingreso y permanencia aplica para las comunidades terapéuticas y para los centros residenciales de desintoxicación. Ten en cuenta que el principal es el ingreso voluntario.
    Ingreso voluntario. Es cuando el ingreso y la estancia en estos centros es decisión del paciente. En este caso el paciente puede abandonarlo cuando así lo prefiera.
    Ingreso por una orden judicial. Algunos pacientes deben hacer su proceso de rehabilitación por mandato de una corte. Estas son circunstancias particulares.
    Ingreso por hospitalización. Este es posible solo en los centros residenciales que poseen una unidad de desintoxicación hospitalaria.

    La comunidad terapéutica y las residencias pueden o no poseer programas con tratamiento hospitalario. Algunas se enfocan en tratar casos donde el componente físico del síndrome de abstinencia es leve.
    El tratamiento residencial se puede aplicar luego de la desintoxicación para complementar el tratamiento hospitalario y para fortalecer la sobriedad de la persona en rehabilitación.
    Cuando la persona con adicción no presenta riesgos elevados de descompensación psiquiátrica su ingreso puede ser directo.

    Esta opción de tratamiento es la recomendada cuando las personas adictas acumulan antecedentes de consumo de sustancias (ilegales o alcohólicas), la situación del adicto en su hogar es negativa o no tiene apoyo social.

    De acuerdo a un estudio publicado en la revista Addiction, quienes no reciben ayuda para sanar su adicción tiene menos posibilidades de lograr tres años continuos de sobriedad y tienen mayor posibilidad de recaídas.

    • Quienes reciben tratamiento profesional tienen un 62% de posibilidad de mantenerse libre de sustancias por un espacio de tres años.
    • Mientras que el 57% de quienes cumplieron los primeros tres años permanecieron libres de drogas hasta 16 años.

    Verifica que la comunidad terapéutica o centro de tu interés está acreditado por el Ministerio de Sanidad. El Ministerio de Sanidad se encarga de certificar la calidad de los programas terapéuticos aplicados en cada CT o centro residencial de desintoxicación.
    Investiga que su equipo de trabajo incluya médicos, psiquiatras y psicólogos especialistas en adicciones. También es valioso que cuente con educadores, trabajadores sociales, enfermeras y otros.
    Asegúrate de que en la CT se fomente un entorno en calma, relajado y tranquilo; con actividades terapéuticas, lúdicas y ocupacionales adecuadas para tu rehabilitación.

    Tienes a tu disposición comunidades terapéuticas para las adicciones y centros residenciales de desintoxicación a lo largo y ancho de toda España.
    En el directorio Rehably encuentras todos los tipos de instituciones y tratamientos para ayudarte a ti o a tu familiar a encontrar la salida de las adicciones.
    También puedes contactarnos y te ayudamos a encontrar la residencia que buscas.

    Contactanos